Entre corchetes

Biblioteca del Área de Ciencias Sociales

8 de marzo 2018, Día Internacional de la Mujer

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Si revisamos en las hemerotecas el tiempo que va desde el año pasado por estas mismas fechas hasta hoy, víspera del 8 de marzo, se podría suponer que las reivindicaciones feministas están más presentes hoy que ayer. Y, en consecuencia, que la visibilidad del movimiento ha logrado, definitivamente, la igualdad tan esperada y que con tanta fuerza reclama. La realidad, sin embargo, nos demuestra  que aún falta mucho camino por recorrer.

DE DÓNDE VENIMOS

El movimiento por la igualdad de la mujer tiene sus orígenes en el siglo XVIII. Aunque siempre ha habido mujeres pioneras, adelantadas a su tiempo que han luchado por hacerse un hueco en los distintos ámbitos artísticos y científicos, públicos y privados; esa es la fecha que se señala como el punto de partida del feminismo.

La nómina es larga: desde la británica Mary Wollstonecraft -madre de la autora de Frankestein, Mary Shelley-, Olimpia de Gouges –se atrevió a escribir un libro reclamando derechos también para la mujer y por el que fue guillotinada en tiempos de la Revolución Francesa, aquella que rezaba “Libertad, Igualdad y Fraternidad”-, pasando por las sufragistas británicas con Emily Davison a los pies de los caballos; Sojourner Truth, Flora Tristán, las mujeres de la fábrica de Nueva York -cuenta la leyenda que el incendio tiñó el cielo de violeta y de ahí la relación de este color con el feminismo-; Alejandra Kollontai, Emma Goldman, Simone de Beauvoir, Betty Friedan, Kate Millet… nombres que nos llevan hasta el nuevo ecofeminismo, el ciberfeminismo, los movimientos más actuales de campañas virtuales como #MeToo, #NiUnaMenos #Hermana,YoSiTeCreo, #NosotrasSomosLaManada, #VivasNosQueremos,  #LaRevoluciónSeráFeminista,  #EllasTrabajanGratis o #MásMujeres y un larguísimo y afortunado interminable listado de mujeres que luchan por la igualdad, cada una desde su espacio y con su propia voz.

Sufragistas británicas en una protesta

Derechos que hoy nos parecen tan básicos e incuestionables como el derecho al voto, al aborto, al divorcio, el poder abrir una cuenta bancaria, trabajar fuera de casa, tener un sueldo justo, poder asistir a la universidad, la posibilidad de ocupar puestos de responsabilidad, cargos públicos… son logros que se han conseguido gracias al esfuerzo y la lucha de tantas y tantas mujeres, muchas de ellas caídas en el olvido y ausentes de los libros de texto. Gracias a ellas podemos elegir ir o no ir a votar, podemos elegir tener hijos, planificar su llegada o decidir no tenerlos; podemos elegir hacer carrera, estar solteras o casadas, podemos elegir viajar, trabajar, investigar. Podemos elegir.

El feminismo hace sentir el aliento de todas las mujeres que con su haber han abierto los caminos por los que hoy transitamos y a las que estamos profundamente agradecidas. Nuria Varela

DÓNDE ESTAMOS

Existe el peligro de hacer un simple ejercicio de “corrección política” y quedarnos en la superficie del problema. Como ocurrió en la Gala de los Goya de este 2018, una gala para las mujeres sin las mujeres. Pero para plantear soluciones es imprescindible llegar al fondo, solo desde ahí se puede reconstruir una sociedad más justa e igualitaria. A pesar de haberse anunciado como una gala feminista, las reivindicaciones brillaron por su tibieza y muy lejos quedaron de la fuerza que tuvo aquel No a la Guerra del 2003, donde, en esa ocasión sí, la implicación fue absoluta.

El elemento elegido para mostrar el mensaje #MásMujeres –recordemos que la industria cinematográfica sigue teniendo una fuerte presencia masculina: solo el 7% de directores son mujeres, aunque en las escuelas de cine, el 65% son chicas- fue un abanico. Otras personas invitadas optaron por vestir el diseño de Ernesto Artillo, creador del proyecto La mujer que llevo fuera. Pero tampoco este hecho tuvo gran relevancia.

Carla Simón con el abanico reivindicativo #másmujeres en la Gala de los Goya 2018. Foto: Susana Vera

La gala del cine español pretendía continuar con el tono reivindicativo de los Globos de Oro donde el discurso de la actriz y empresaria Oprah Winfrey consiguió poner en pie a un público emocionado. En esta edición, muchas fueron las actrices que decidieron ir vestidas de negro y acompañadas por una mujer activista para dar a conocer las causas por las que luchan.

Sin embargo, en los Goya el silencio y la poca empatía, convirtió el comentario de Leticia Dolera a un chiste sin gracia de uno de los presentadores, en lo más destacable de la noche.

Estamos en un país donde el presidente del gobierno contesta con un desafortunado “Ahora no nos metamos en eso” cuando le preguntan por la brecha salarial y donde el mismo partido considera la huelga de las mujeres del 8 de marzo “algo elitista y que rompe el modelo de sociedad occidental”.

¿No es romper precisamente lo que necesitamos? Necesitamos romper el sistema actual para hacerlo inclusivo, para que quepan cada una de las personas que formamos parte de esta sociedad. Necesitamos romper estadísticas: cifras de asesinatos, de mutilación femenina, de violencia de género, de desigualdad social, de abuso a mujeres y niñas como arma de guerra.

Cartel Exposición: Hacia una igualdad real (2018). Edificio Central de la BULPGC

HACIA DÓNDE VAMOS

La única dirección posible es la de avanzar hacia una sociedad justa, completa, equilibrada, que permita el desarrollo de cada habitante, que admita que este sistema actual, tal cual está, supone mantener los privilegios en manos de unos pocos.

Por eso es fundamental un día como el 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer: porque nos permite recordar y agradecer a las que han luchado antes, reconocer a las que día tras día continúan batallando por la igualdad y la justicia, sumarnos a la batalla y mirar adelante con nuevos proyectos e ilusiones para que la igualdad sea una realidad.

Tal vez las generaciones venideras tengan la fortuna de romper el techo de cristal, de normalizar la presencia de mujeres en todos los ámbitos, de tumbar los estereotipos que roban libertad y dignidad, de no confundir jamás a víctimas con incitadoras. Ojalá seamos, en algún momento, parte de la solución.

El mundo sin nosotras no puede considerarse humano. Nuria Varela

Del 7 al 20 de marzo podrás visitar nuestra exposición Hacia una igualdad real en el Edificio Central de la Biblioteca Universitaria (Campus de Tafira). A través de todo tipo de material multimedia (fotografías, videos, canciones, películas y libros), podrás ver de dónde venimos, dónde estamos y hacia dónde vamos en la lucha por la igualdad y la justicia.

También podrás contarnos en las redes sociales, usando el hashtag #PorUnaIgualdadRealBULPGC, qué mujer, a lo largo de la historia, destacarías por sus acciones en favor de los derechos de la mujer.

Compartir:

Anterior

¿Por qué el violeta es el color del feminismo?

Siguiente

Declaración conjunta con motivo del Día Internacional de la Mujer de 2018

10 Comentarios

  1. Esteban

    Buen post y buena exposición. Ánimo y a seguir luchando por esa igualdad real.

    • Biblioteca de Ciencias Sociales

      Gracias Esteban, así se seguiremos para conseguirla.

  2. María Jesús

    Gracias por este post tan interesante y tan completo.

    • Biblioteca de Ciencias Sociales

      Gracias a ti María Jesús por leernos y estar ahí.

  3. Pino María

    Un post muy bien escrito. Seguiremos en nuestra lucha. Por cierto, me gustó mucho la exposición. Gran trabajo.

    • Biblioteca de Ciencias Sociales

      Gracias Pino, nos alegra que te guste el post y la exposición.

  4. Carmen

    Felicidades por vuestro trabajo, el de hoy y el de siempre.

    • Biblioteca de Ciencias Sociales

      Gracias Carmen por seguirnos. Esto nos anima a continuar trabajando con ilusión y dedicación.

  5. Alejandro

    Si la exposición me ha parecido excepcional, el post no podía ser menos. He tenido la fortuna de tener una educación no sexista, pero no todo el mundo puede decir lo mismo, ni por educación, ni por experiencia. Trabajos como éste ayudan a colocar las cosas en su sitio y a reflexionar sobre un tema sobre el que, en pleno siglo XXI, quedan muchas cosas por hacer.

    ¡¡Enhorabuena y gracias por este trabajo que ayuda a reflexionar y espero que a cambiar las cosas!!

    • Biblioteca de Ciencias Sociales

      De nada Alejandro y muchas gracias por tu comentario. Este es nuestro granito de arena para visualizar y, por supuesto, reflexionar sobre los que nos queda, AÚN, por andar en la lucha por la igualdad y la justicia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Biblioteca Universitaria



© Universidad de Las Palmas de Gran Canaria. Aviso Legal - Política de Cookies