Tras los primeros informes de casos del síndrome respiratorio agudo estudiados en el municipio chino de Wuhan a finales de diciembre de 2019, las autoridades chinas identificaron un nuevo coronavirus como principal agente causal.

El brote ha evolucionado rápidamente afectando a otras partes de China y ha salido del país. Se han detectado casos en varios países de Asia, pero también en Australia, Europa, África y América del Norte. Los primeros casos en la UE/EEE fueron confirmados en Francia y el virus sigue propagándose.