La Comisión Europea acaba de adoptar un programa de apoyo al desarrollo sostenible en España que abarcará todo el territorio español y contará con un presupuesto total de 7 700 millones de euros, con una contribución de la UE de 5 500 millones de euros procedentes del Fondo Europeo de Desarrollo Regional. Este plan tiene como objetivo garantizar que el crecimiento económico vaya acompañado de un desarrollo sostenible en España mediante inversiones específicas en los ámbitos del transporte ecológico, la mejora de la calidad del agua, el desarrollo urbano integrado y otras medidas de apoyo a la transición del país a una economía con bajas emisiones de carbono.