Los avances tecnológicos han originado nuevos modelos de negocio en el sector jurídico. Se les conoce como Legaltech y constituyen una manera distinta de gestionar y ofrecer los servicios jurídicos mediante la tecnología: software que agilizan trámites y gestionan tareas, servicios online que ofrecen consultas legales, reclamaciones de facturas o de vuelos cancelados, personalización de contratos…¡ incluso trámites de divorcios !